El Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza

English Português bahasa Indonesia

Introducción

Lanzado en junio de 2021, el Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza (TNFD, por sus siglas en inglés) está encabezado por 34 altos funcionarios de empresas globales. TNFD es una iniciativa voluntaria liderada por empresas pero respaldada por varios actores en el escenario internacional. Se creó para desarrollar un marco que describa qué información debe reportar una empresa o institución financiera con respecto a cómo su relación con la naturaleza tiene o tendrá un impacto en su negocio. Esto puede incluir cómo se está preparando para los cambios a corto, mediano o largo plazo. Surge en un momento en el que la comunidad mundial es cada vez más consciente de los billones de dólares que sustentan empresas o proyectos que están impulsando la crisis de la naturaleza. TNFD lanzó el primer borrador de su marco en marzo de 2022, el segundo en junio de 2022, el tercero y cuarto se anticipan en noviembre de 2022 y febrero de 2023 y su versión final se espera para septiembre de 2023. 

Muchas personas que trabajan en la primera línea de la crisis de la naturaleza, incluidas aquellas muy activas tratando de detener los comportamientos dañinos de las empresas y las instituciones financieras, desconocen TNFD, les resulta difícil entender o sienten que sus puntos de vista o experiencia no son buscados.

El Principio 3 de TNFD sobre «riesgos relacionados con la naturaleza» establece que «abrazará los riesgos relacionados con la naturaleza que incluyen riesgos financieros materiales e inmediatos, así como las dependencias e impactos de la naturaleza y los riesgos organizacionales y sociales relacionados». Hasta la fecha, su marco propuesto no requiere que las empresas informen sobre sus impactos adversos en la naturaleza ni sobre los abusos de derechos humanos relacionados. El grupo de trabajo está compuesto solo por corporaciones globales, dejando completamente de lado las voces de las personas que están en la primera línea de la crisis de la naturaleza. Esto es particularmente alarmante ya que desde muy temprano en su proceso ha habido un deseo declarado de informar la política pública así como que el trabajo de TNFD establezca un modelo para futuras regulaciones. Si bien las estructuras centrales de toma de decisiones de TNFD son por negocios, para los negocios, fue establecida por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Global Canopy, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP-FI). Que las agencias de la ONU respalden este enfoque es profundamente preocupante.

Este informe proporciona una introducción a los aspectos centrales de la TNFD, incluido cómo funciona y por qué es probable que influya en la regulación futura. Al hacerlo, este recurso en lenguaje sencillo tiene como objetivo reducir la confusión o los conceptos erróneos sobre el TNFD desde la perspectiva de la sociedad civil. TNFD en sí tiene un sitio web oficial y Twitter.

Este documento describe las preocupaciones y recomendaciones clave planteadas por los titulares de derechos, las organizaciones de la sociedad civil (OSC) o las organizaciones no gubernamentales (ONG) con respecto a los procesos y el borrador del marco TNFD propuesto. Aquí, el término titulares de derechos se refiere a los pueblos indígenas, las comunidades afrodescendientes, las comunidades locales, los defensores de la tierra y el medio ambiente y los trabajadores afectados, incluidas las mujeres y los jóvenes, dentro de estos grupos.

La Carta abierta conjunta de las ONG a TNFD de mayo de 2022 es una buena introducción a las inquietudes y el análisis de los procesos de TNFD y su primer borrador del marco. En términos más generales, algunas ONG han esbozado una lista de verificación de siete preguntas para distinguir entre el cambio real y las soluciones falsas para detener las finanzas que generan daños ambientales y de derechos humanos en las industrias de riesgo forestal, que el enfoque propuesto actual de TNFD no cumple.

Este informe se divide en secciones que se pueden leer de forma independiente:

   Comparación del papel de las empresas frente al papel de los titulares de derechos, OSC + ONG

Acerca de esta página

Esta página se actualizará con el tiempo. Agradecemos los comentarios e información adicional de los titulares de derechos, grupos de la sociedad civil u otras personas que deseen compartir sus experiencias, recomendaciones, preguntas o inquietudes con respecto a TNFD. Puede ponerse en contacto con Shona Hawkes en shona@ran.org o en WhatsApp/Signal/Telegram: +61 413 100 864. Agradecemos igualmente las preguntas de los medios de comunicación. Rainforest Action Network también ha preparado un informe de prensa sobre TNFD (en inglés).

También se espera que esta información sea útil para aquellos que trabajan en o con el proceso TNFD. Si bien gran parte de la estructura de TNFD ya está en su lugar, hay pasos claros que se pueden tomar para mitigar algunos de sus defectos más serios y garantizar que no socave los avances existentes en otras iniciativas. También invitamos a los involucrados con TNFD a divulgar públicamente sus posiciones políticas sobre temas clave planteados en esta página. Cuando los documentos están disponibles en varios idiomas, los hemos vinculado a la versión en inglés y agregado una nota al final con enlaces a las traducciones. Para explicaciones rápidas, Coalición Mundial por los Bosques tiene un excelente blog corto y una historia de audio que explican TNFD.

¿Qué es el Grupo De Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza?

El Grupo De Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza (TNFD) se lanzó en junio de 2021, basándose en los hallazgos y el trabajo de un grupo de trabajo informal que fue copresidido por tres banqueros e incluyó empresas, gobiernos y grupos de expertos. En marzo de 2022, TNFD emitió el primer borrador de su marco (Beta v0.1), como primer paso en un proceso de 18 meses. El marco TNFD describirá el tipo de información que una empresa debe reportar con respecto a cómo su relación con la naturaleza tiene o afectará su negocio. Esto puede incluir cómo se está preparando para los cambios a corto, mediano o largo plazo, si es necesario. La premisa de TNFD es que los inversores utilizarán este informe para fundamentar sus opciones, utilizando su poder de mercado para recompensar a las empresas con buenas prácticas y penalizar a las que tengan malas prácticas. TNFD lanzó su segundo borrador del marco (Beta v0.2) a fines de junio de 2022. TNFD producirá dos borradores adicionales, en noviembre de 2022 y febrero de 2023, antes de lanzar su versión final en septiembre de 2023. 

El TNFD es una iniciativa voluntaria y el grupo de trabajo de 34 personas está compuesto únicamente por personal senior de instituciones y corporaciones financieras. Si bien TNFD es una iniciativa voluntaria, se espera que establezca el punto de referencia internacional para los informes comerciales relacionados con la naturaleza. De muy temprano, quienes trabajan en TNFD han esperado influir en los gobiernos para que adopten sus medidas como regulación en el futuro y lo incluyeron en su diseño de proyecto. El TNFD es respaldado por el G20 y el G7, financiado por múltiples gobiernos y sus cofundadores incluyen dos agencias de la ONU, PNUD y UNEP-FI, así como las ONG WWF y Global Canopy. En 2021, se propuso que el presupuesto de 2 años de TNFD debería ser de aproximadamente USD 15 millones. TNFD se basa en una iniciativa voluntaria anterior: el Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima (TCFD) de 2017. Los requisitos de informes alineados con TCFD o disposiciones similares ahora están siendo adoptados por los gobiernos de Brasil, la Unión Europea, Hong Kong, Japón, Nueva Zelanda, Singapur, Suiza, el Reino Unido y el Estados Unidos. TCFD afirma estar respaldado por 120 reguladores y agencias gubernamentales. Se pueden encontrar ejemplos de informes comerciales que utilizan el marco TCFD aquí.

La Red para Enverdecer el Sistema Financiero (NGFS, por sus siglas en inglés) de bancos centrales y supervisores financieros también ha priorizado los riesgos relacionados con la naturaleza en su Plan de trabajo 2022-2024. Los bancos centrales y los supervisores son tomadores de decisiones clave sobre cómo se regulan nuestras economías, incluido el sector financiero. Un reciente Documento de estudio de NGFS-INSPIRE sobre el informe de riesgos de la biodiversidad y la naturaleza se refiere a varias iniciativas impulsadas por finanzas, incluido TNFD, y señala que «se espera que la estrecha colaboración entre estas iniciativas y otras aproveche los recursos y evite la duplicación de esfuerzos». Si bien TNFD es una iniciativa voluntaria, el copresidente de TNFD ya ha pedido a los gobiernos que hagan TNFD obligatorio en el futuro.

Si bien TNFD se enfoca en informar, es importante tener en cuenta que este no es el tipo de transparencia y trazabilidad que permitiría a los pueblos indígenas, comunidades locales u otros identificar si una empresa o un banco está abasteciendo o financiando empresas o actividades en su área local. Un desafío adicional es que TNFD afirma estar alineado con un acuerdo internacional histórico sobre el futuro de la biodiversidad, llamado Marco Mundial de la Biodiversidad post-2020 (MMB), que se está negociando a través del proceso del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB). Sin embargo, la mayor parte del trabajo de TNFD se realizará antes de que se complete el nuevo marco global de biodiversidad, que se espera para diciembre de 2022, como muy pronto. Por el contrario, el TCFD sobre el clima se lanzó después del histórico Acuerdo Climático de París de 2015. El momento de TNFD tiene implicaciones importantes. Por ejemplo, la centralidad de los derechos humanos aún se está negociando y navegando en las conversaciones sobre el marco de la biodiversidad mundial. Sin embargo, TNFD ha decidido no integrar los derechos humanos en su alcance, asociaciones de conocimiento, conjuntos de datos de referencia, estructuras de gobierno o sus dos primeros borradores.

¿Cuál es el problema que TNFD percibe y está tratando de resolver?

Científicos internacionales han hecho sonar la alarma de que la pérdida de biodiversidad global está ocurriendo a un ritmo nunca visto en la historia humana, con el cambio en el uso de la tierra y el mar como la principal causa directa. Hay una amplia gama de puntos de vista y opiniones de los titulares de derechos, la sociedad civil, el gobierno, los científicos y otros en cuanto a por qué las empresas, en particular las grandes corporaciones y las instituciones financieras, continúan dañando la naturaleza y las personas, y qué acciones se necesitan para detener esto.

Para comprender mejor TNFD, es importante entender el problema específico que percibe y está tratando de resolver. Esto también proporciona una idea de los supuestos implícitos en su enfoque. En términos simples, el supuesto inicial de TNFD es que, sin acción, las crisis de la naturaleza y la biodiversidad crearán incertidumbre e inestabilidad para las empresas y la economía. Esto se debe a que las empresas y las economías dependen de la naturaleza, desde las empresas agrícolas, que dependen de las abejas para polinizar sus cultivos, hasta las fábricas, que dependen del agua para su procesamiento. Las empresas pueden, a su vez, dañar negativamente a la naturaleza. En el futuro, esto puede volverse costoso si cambian las expectativas sociales sobre el cuidado de la naturaleza. TNFD busca proteger las empresas y la economía en general de los impactos financieros perjudiciales que surgirán de la disminución de la biodiversidad global y otros daños relacionados con la naturaleza. A su vez, se espera que la presentación de informes comerciales utilizando el marco de trabajo de TNFD tenga un impacto positivo para detener la pérdida de biodiversidad y los daños a la naturaleza.

TNFD se centra en lo que cree que son dos soluciones clave necesarias para abordar este problema:

      a) Aumentar la conciencia del sector empresarial de cómo ignorar la naturaleza es un riesgo financiero para los negocios. Esto incluye la necesidad de que las empresas y las instituciones financieras identifiquen los posibles riesgos futuros para sus negocios, pero también las nuevas oportunidades que pueden surgir del cambio global en los mercados, cada vez más conscientes del papel económico de la naturaleza;

      b) Los inversores, bancos y otros financiadores quieren tomar mejores decisiones, pero carecen de acceso a información confiable y estandarizada sobre las relaciones de las empresas con la naturaleza.

¿Cuáles son las principales deficiencias del marco propuesto por TNFD?

Esta sección destaca algunas de las deficiencias más serias en el marco de información propuesto por TNFD. Se pueden encontrar más detalles e información en la Carta conjunta de ONG a TNFD de mayo de 2022. La siguiente sección destaca las deficiencias en la estructura y el enfoque de TNFD, que ayudan a comprender por qué se toman ciertas decisiones sobre el marco propuesto.

El marco propuesto por TNFD no requiere que las empresas informen sus riesgos e impactos negativos en la naturaleza (también conocido como «doble materialidad»).

El Principio 3 de TNFD sobre «riesgos relacionados con la naturaleza» establece que «abrazará los riesgos relacionados con la naturaleza que incluyen riesgos financieros materiales e inmediatos, así como las dependencias e impactos de la naturaleza y los riesgos organizacionales y sociales relacionados». Sin embargo, su marco propuesto no requiere que una empresa informe sobre sus impactos adversos en la naturaleza o cuestiones relacionadas con los derechos humanos. Según el borrador del marco de TNFD, una empresa o institución financiera solo está obligada a informar sobre los riesgos y oportunidades significativos para su negocio que puedan surgir como resultado de su relación con la naturaleza. Esto debe cubrir riesgos u oportunidades a corto, mediano o largo plazo. Si bien TNFD describe que una empresa debe saber si está teniendo, o es probable que tenga, un impacto negativo en la naturaleza, no está obligada a informar sobre estos impactos, a menos que crea que afectarán significativamente su salud financiera. Es probable que esto sea muy subjetivo. Una empresa más ética puede ver cualquier riesgo o impacto ambiental negativo como malo para el negocio, mientras que es poco probable que una empresa que está causando daño ambiental lo haga.

Como resultado de ello tenemos la postura desconcertante de que, si bien TNFD se describe a sí mismo como un marco de «divulgación» o de «informes», no requiere que una empresa informe sus riesgos y daños conocidos a la naturaleza o las personas. Esto es particularmente problemático dado que los abusos ambientales son más rampantes donde los riesgos legales y financieros por la destrucción de la naturaleza son pocos. También es un argumento circular, en el que se describe que TNFD usa las fuerzas del mercado para cambiar el statu quo en el que los daños a la naturaleza no se consideran un riesgo significativo para las empresas, sino que solo requieren que una empresa o institución financiera informe de sus daños a la naturaleza si es un riesgo significativo para su negocio. En la práctica, esto también niega a los inversores la capacidad de cuestionar la opinión de una empresa de que su papel en los daños ambientales no es financieramente significativo porque estos daños no necesitan ser divulgados bajo TNFD. 

El enfoque propuesto por TNFD no se alinea con las medidas ya acordadas en las conversaciones internacionales sobre un futuro marco global de biodiversidad. En los encuentros ha habido un acuerdo sobre la necesidad de «parar y corregir la pérdida de biodiversidad hasta 2030». El Objetivo 15 establece que las empresas y las instituciones financieras deben «monitorear, evaluar y divulgar de manera completa y transparente sus impactos con regularidad sobre la biodiversidad» [énfasis añadido]. El enfoque propuesto por TNFD también está fuera de sintonía con iniciativas como la Iniciativa de Reportes Globales (GRI, en inglés), que comenzó en 2000, adoptada por la mayoría de las empresas más grandes del mundo y que ha tenido un estándar de biodiversidad durante más de una década. El GRI adopta «doble materialidad» e interpreta el término en el sentido de informar sobre los factores que afectan la salud financiera de un negocio («materialidad financiera») y los impactos de un negocio en el medio ambiente y la sociedad («materialidad del impacto»). La próxima Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa de la UE (CSRD, por sus siglas en inglés) adopta un enfoque similar. El enfoque limitado de TNFD solo considera cómo la naturaleza ya está afectando significativamente la salud financiera de una empresa hoy y cómo puede afectar la salud financiera futura a mediano o largo plazo. El Grupo de estudio NGFS-INSPIRE  ha hecho hincapié en la importancia de comprender mejor cómo, a nivel macroeconómico, el riesgo de la biodiversidad puede traducirse en riesgo financiero, pero también ha señalado lo que denomina la «endogeneidad del riesgo». Es decir, es posible que un negocio que dañe la naturaleza o la biodiversidad no se vea perjudicado por ese riesgo; en cambio, puede pasar el riesgo a otros de maneras complejas. Esto destaca la importancia de continuar considerando la cuestión de cómo las empresas impactan en la naturaleza.

En su segundo borrador de junio de 2022, TNFD señaló que recibió comentarios de que debería exigir a las empresas que informen sobre sus dependencias e impactos en la naturaleza, independientemente de si esto afecta la salud financiera de su negocio o no. Sin embargo, hasta la fecha ha optado por no enfatizar este enfoque, afianzando aún más el enfoque de excluir la presentación de informes sobre impactos en la naturaleza. Sin embargo, el Informe de situación 2021 de la TCFD —que examina el trabajo de la TCFD sobre el clima—descubrió que solo el 20% de los encuestados en la consulta informan sobre cómo sus riesgos u oportunidades relacionados con el clima afectan a sus resultados financieros actuales. Esto reduce al 14% el reporte sobre potenciales riesgos financieros en el futuro. Como mínimo, ello indica que la comprensión de los impactos reales y potenciales sobre el medio ambiente —no apenas los riesgos financieros— se va a constituir probablemente en el fundamento de la forma en que inversores y otros toman decisiones.

TNFD no requiere que las empresas informen sobre los abusos de los derechos humanos, incluidos los abusos contra las personas que intentan proteger la naturaleza y sus derechos.

La Carta conjunta de ONG a TNFD de marzo de 2022 describe con mayor detalle por qué el hecho de TNFD excluir informes de derechos humanos es altamente problemático. Destaca que los resultados para la naturaleza y las personas están interrelacionados y señala que «es difícil identificar un caso de riesgos o impactos adversos graves para la naturaleza provocados por empresas que no tengan una dimensión de derechos humanos». Señala que ya hay más de una docena de importantes iniciativas corporativas y de múltiples partes interesadas para industrias de alto riesgo que requieren informes sobre derechos humanos. Añade que:

Son tan diversas como la Aluminium Stewardship Initiative (iniciativa de acreditación del aluminio), la Accountability Framework Initiative (Afi) (iniciativa que promueve un marco de responsabilidad), los Estándares de Desempeño de la IFC, los Principios de Ecuador, la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible, los Estándares universales de la Iniciativa de Reporte Global (GRI) y muchos otros. Este reconocimiento requirió mucha concientización, tiempo y energía para lograrlo. Si bien estas iniciativas están lejos de ser perfectas, TNFD socavará los avances logrados en materia de derechos humanos y las lecciones aprendidas durante muchos años si las ignora.

En julio de 2022, la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés) —el principal organismo mundial de investigación sobre biodiversidad— hizo especial hincapié en el papel de la justicia en los resultados para la naturaleza y las personas.

Quienes están en la primera línea de la crisis de la naturaleza han sido muy elocuentes al enfatizar que los derechos humanos son críticos. Por ejemplo, esto se puede ver en declaraciones desarrolladas colectivamente como el Estándar para los Derechos de la Tierra, la Declaración de Ginebra, el Pacto global para proteger el 80% de la Amazonía para 2025, las cinco preguntas clave de la Alianza Global de Comunidades Territoriales, Una llamada a la acción de la Asamblea Mundial de Mujeres por la Justicia Climática y recomendaciones sobre cómo integrar los informes sobre derechos indígenas en marcos de estilo TCFD. Amenazas, criminalización y asesinatos de los defensores de la tierra y el medio ambiente, a menudo personas comunes que intentan salvar la naturaleza y proteger sus derechos sobre la tierra, son terriblemente rutinarios. Cuatro personas han sido asesinadas cada semana.

Oficialmente, TNFD está retrasando una decisión sobre derechos humanos hasta que su socio UICN consulte con los pueblos indígenas y las comunidades locales. Esto es problemático por dos razones. En primer lugar, TNFD ya está avanzando con varias empresas piloto, probando y socializando borradores que normalizan las expectativas de un enfoque no basado en derechos humanos, lo cual, con cada paso, será más difícil de revertir. En segundo lugar, es preocupante que TNFD esté utilizando su retraso en consultar con los pueblos indígenas y las comunidades locales para justificar esta posición. Al excluir los derechos humanos en esta etapa, TNFD en efecto supone que los pueblos indígenas y las comunidades locales no querrán que se respeten sus derechos humanos, en lugar de suponer que sí lo desean. Esto es particularmente preocupante dado el papel de las agencias de la ONU en el respaldo y financiamiento de TNFD.

También cabe destacar que WWF, uno de los cofundadores de TNFD, se ha visto envuelto en un escándalo internacional de derechos humanos. Las denuncias en su contra están siendo investigadas por la propia Oficina de Auditoría e Investigaciones del PNUD. Muchos grupos han criticado la respuesta de WWF al escándalo, diciendo que es indicativo de un problema más amplio que WWF opera bajo la falsa suposición de que los problemas ambientales pueden abordarse sin garantizar que los titulares de derechos tengan un papel central en la toma de decisiones o sin ver sus derechos como fundamentales. Se ha esbozado una crítica similar con respecto a TNFD.

 TNFD no requiere que una empresa informe quejas en su contra y pasa por alto otras medidas para garantizar que la información sea confiable y precisa

La premisa de TNFD es que los inversores no están haciendo más para proteger la naturaleza de los impactos adversos por falta de información suficiente. Sin embargo, prácticamente no dice nada sobre qué medidas y salvaguardas se necesitan para garantizar que la información reportada por las empresas sea creíble y confiable. De lo contrario, TNFD corre el riesgo de ser una herramienta de lavado.

Aquí, tal como las ONG han señalado, TNFD podría aprovechar las herramientas que ya utilizan las empresas. De particular importancia es la publicación de una lista de quejas en su contra. Saber si una empresa enfrenta quejas sobre su historial ambiental o de derechos humanos, y la naturaleza de esas quejas, es muy importante para sus inversores, compradores y el público en general. Las empresas también pueden publicar una lista de exclusión o salida de empresas con las que no harán negocios debido a preocupaciones ambientales o sociales. First People’s Worldwide y otros también han defendido la importancia de nombrar a los pueblos indígenas y territorios en las áreas donde opera, se origina o se financia una empresa. Muchas iniciativas han defendido la necesidad de cadenas de suministro transparentes y rastreables totalmente públicas y, en términos más generales, el derecho de las comunidades locales a saber qué empresas están operando, abasteciendo o financiando actividades en su área local. Sourcemap estima que 15-20% de las transacciones de materias primas son fraudulentas, lo que demuestra la importancia de tener datos verificables de forma independiente. Saber si un negocio es cabildeo contra leyes ambientales más estrictas también es pertinente para evaluar cómo sus planes se alinean con sus prácticas. Los propios miembros del grupo de trabajo de TNFD no revelan sus posiciones públicas sobre lo que debe incluir TNFD. 

Con demasiada frecuencia, se pone más énfasis en las políticas, los planes y las promesas de una empresa sobre lo que hará en el futuro que en cómo responde, de manera concreta, a las preocupaciones que se le plantean hoy. Esto puede presentar una imagen engañosa de las acciones y prioridades del mundo real de una empresa.

 TNFD planea apresurar la orientación del sector y otra orientación

En su versión 2 del Informe de junio de 2022, TNFD describe cómo pretende publicar una serie de orientaciones, basadas en el sector, el «ámbito» (es decir, la tierra, el agua dulce, el océano y la atmósfera) y la ubicación potencial. Esta guía específica del sector o ámbito proporcionará asesoramiento adicional a los informes básicos de TNFD. TNFD también brindará orientación para bancos, propietarios de activos, administradores de activos, aseguradoras e instituciones financieras de desarrollo. Estos se publicarán en noviembre de 2022 (borrador 3) o febrero de 2023 (borrador 4) antes de su versión final en septiembre de 2023. Para aquellos con experiencia en el desarrollo de orientación basada en sectores a través de debates de múltiples partes interesadas, este cronograma es alarmantemente abrupto. Al responder a su primer borrador en marzo de 2022, ciertas ONG señalaron que el trabajo de TNFD para desarrollar una guía a nivel de bioma podría, si se hace bien, abrir una puerta importante para crear relaciones significativas y duraderas impulsadas por los titulares de derechos y otras personas activas a nivel local. Sin embargo, advirtieron que una consulta genuina lleva tiempo e instaron a TNFD a extender el cronograma para su desarrollo y buscar la financiación adecuada para hacerlo. Desafortunadamente, la línea de tiempo sigue siendo la misma.

Es difícil imaginar cómo TNFD planea preparar tantas guías en un cronograma tan corto, lo que sugiere que puede simplemente copiar de las orientaciones existentes. Hasta la fecha, TNFD se ha basado más en la orientación del sector basada en el prisma estrecho del riesgo financiero, incluidos algunos que aún están en desarrollo, como el Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad (ISSB, en inglés), en lugar de aquellos refinados durante muchos años con aportes de diversos grupos. Por ejemplo, TNFD ha definido categorías sectoriales basadas en la Consejo de Normas de Contabilidad para la Sostenibilidad (SASB, en inglés); sin embargo, si SASB va a informar el contenido de su guía futura para el sector, esto es muy problemático ya que SASB se enfoca solo en el riesgo financiero para las empresas, no en los impactos, y no incorpora muchas medidas de derechos humanos estandarizadas en otras guías de la industria. Ya se ha expresado preocupación por la decisión de TNFD de excluir hasta ahora los derechos humanos en sus borradores iniciales, a pesar de su prominencia en muchas de las iniciativas más destacadas de múltiples partes interesadas. TNFD parece destinado a repetir los mismos errores que TCFD, cuyo anexo sobre productos agrícolas, alimentarios y forestales parece en gran medida ignorado, ya que no se alinea con las lecciones básicas aprendidas y las prácticas adoptadas durante muchos años, como se describe aquí (pág. 4). Esto corre el riesgo de bajar el listón de las expectativas del sector, socavando los avances ya realizados.

¿Cuáles son las principales deficiencias en la estructura y el enfoque de TNFD?

Las deficiencias de la propuesta de TNFD son sintomáticas de problemas más amplios en su estructura y enfoque.

Estudio de caso: ¿Cómo podrían ser los informes de JBS bajo TNFD?

Captura corporativa: TNFD está siendo escrito, por las propias corporaciones, conscientes de la posibilidad de que pueda ser adoptado en la regulación nacional en el futuro

TNFD no es simplemente una iniciativa voluntaria. Su ambición de influir en las futuras políticas gubernamentales se expresó al principio de su proceso, fue tenido en cuenta en el diseño de su proyecto y ha sido articulado por el propio copresidente de TNFD. TNFD tiene relaciones cultivadas explícita y deliberadamente con gobiernos, agencias reguladoras, organizaciones científicas internacionales, ONG como WWF y Global Canopy, agencias de la ONU y otras iniciativas de presentación de informes. Está respaldado públicamente por el G7 y el G20. Su mensaje e incluso la elección del nombre hacen eco del Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima, que ya está formando la base de nuevas regulaciones en varios países. En conjunto, TNFD busca ensalzarse a través de estas relaciones y conexiones para dar mayor peso a su legitimidad y prominencia. Al mismo tiempo, la misma declaración de que su misión es una iniciativa voluntaria «orientada al mercado» explicita que está controlada, dirigida y es responsable ante las grandes empresas. También está abierto a tratar de reclutar apoyo comercial para su plataforma.

TNFD se presenta como una parte fundamental de la solución internacional para poner fin a los billones de dólares en financiación que están impulsando la crisis de la naturaleza. Esto pasa por alto que todo el poder de toma de decisiones reside en los intereses comerciales, desde el grupo de trabajo TNFD de 34 miembros hasta los programas piloto de negocios y los grupos de consulta dirigidos por finanzas. La plétora de actividades y discusiones sobre conjuntos de datos complejos puede dificultar darse cuenta de que el negocio controla los precedentes y suposiciones centrales de TNFD. Nuestra página «¿Cuáles son los procesos de gobierno, toma de decisiones y retroalimentación de TNFD?»

El segundo borrador del marco TNFD no requiere que las empresas informen sus daños a la naturaleza y las personas, sus vínculos con abusos contra los derechos humanos de las personas que defienden o confían en la naturaleza, o incluso informar si una empresa tiene quejas en su contra. Implícito en su modelo como marco de información está que debates importantes como el papel de la rendición de cuentas en el cambio de finanzas o los derechos de una empresa para mantener las ganancias vinculadas a daños ambientales, abuso de los derechos humanos o incluso prácticas ilegales están más allá de su competencia. En su informe de julio de 2022, la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) destacó la importancia de la transparencia, la rendición de cuentas y la inclusión en la toma de decisiones como elementos críticos para los resultados para la naturaleza.

Especialmente preocupante es el papel de las agencias de la ONU, el PNUMA y el PNUD, como principales patrocinadores de TNFD. Es increíblemente alarmante que las agencias de la ONU respalden un proceso que explícitamente espera influir en la futura política gubernamental, pero donde todas las decisiones están controladas por las propias empresas.  En el lanzamiento en junio de 2021, TNFD ni siquiera identificó a los titulares de derechos como partes interesadas en TNFD. Un documento de financiación de mayo de 2021 revela que un plan de acción de género no hizo ningún requisito para que TNFD aplicara un análisis de género a sus propuestas o incluso involucrara a las organizaciones de mujeres. Esto es a pesar de que el género es un tema prominente en las discusiones del marco global de biodiversidad del CDB. TNFD ha anunciado recientemente una asociación con la UICN para consultar con líderes indígenas globales, pero aún no se sabe a quién involucrará y cómo funcionará. Las agencias de la ONU están prestando su nombre a la iniciativa, pero su participación no parece haber estado supeditada a ningún requisito de umbral para que TNFD involucre por igual a los titulares de derechos o a las OSC de base, para alinearse con el derecho internacional de los derechos humanos o incluso potencialmente los objetivos del marco de biodiversidad global.

La Red de Acción de la Selva Tropical (RAN, en inglés) ha expresado preocupaciones sobre TNFD como un caso de estudio de influencia corporativa indebida en procesos normativos y políticos, lo que limita incluso nuestra imaginación de cómo creemos que sería un negocio responsable. Los más afectados por la crisis de la naturaleza alimentada por las corporaciones globales tienen poco que decir en este proceso o incluso si creen que funcionará. Las preocupaciones se articulan con más detalle en la Presentación de mayo de 2022 a la ONU de RAN.

TNFD deja de lado a quienes están en la primera línea de la crisis de la naturaleza, como los titulares de derechos, los pueblos indígenas y los defensores del medio ambiente

En su trabajo, TNFD se ha centrado particularmente en trabajar con negocios globales y trabajar con expertos en datos, un enfoque que describe como «basado en la ciencia». Las empresas son expertas en los mercados y los científicos y los expertos en datos saben cómo medir la naturaleza. Sin embargo, comprender los mercados y medir las métricas ambientales por sí solo no es suficiente para diseñar resultados efectivos. Las medidas ineficaces pueden retrasar la acción real o crear confusión al permitir el lavado verde, dando la apariencia de ayudar a la naturaleza mientras continúan dañándola. Las personas que se encuentran en la primera línea de la crisis de la naturaleza, incluidas aquellas con experiencia intergeneracional en la protección de los bosques o la protección de la tierra y el agua, a menudo tienen los mejores conocimientos sobre qué tipos de medidas afectan el cambio social y cuáles no. Existe una larga historia de pueblos indígenas, comunidades locales, defensores ambientales y organizaciones de base (incluidas mujeres, jóvenes y trabajadores dentro de estos grupos) que aportan análisis o ideas sobre iniciativas empresariales, gubernamentales o corporativas, presionando para que se tomen medidas efectivas y presionando contra el lavado verde y otras lagunas. Es su trabajo lo que ha impulsado la conciencia global de la centralidad de la naturaleza en nuestras vidas, economías y medios de vida y, sin embargo, se los considera periféricos para TNFD, en el mejor de los casos.

TNFD ha recibido millones de dólares en financiamiento, con un presupuesto propuesto de USD 15 millones durante dos años y ha forjado 16 Asociaciones de Conocimiento.  Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos, no ha logrado hacer preguntas muy básicas para identificar qué tipo de acciones de la industria son más efectivas y cuáles no y adoptar las lecciones aprendidas.

Esto incluye preguntas como:

  • ¿Cuáles son las declaraciones y recomendaciones colectivas existentes que los titulares de derechos y otros han presentado sobre cuestiones relacionadas con la naturaleza, y cómo se pueden incorporar estas recomendaciones al trabajo de TNFD?
  • Si las propuestas preliminares de TNFD estuvieran vigentes, ¿qué significaría esto en términos de casos concretos o daños a la naturaleza liderados por empresas en los que están trabajando los pueblos indígenas y otros titulares de derechos?
  • ¿Por qué TCFD no ha tenido un impacto en la deforestación y los abusos de los derechos humanos, y qué lecciones debe aprender TNFD de este enfoque?
  • Con base en su borrador actual, ¿los titulares de derechos creen que TNFD trabajará para efectuar el cambio? En caso afirmativo, ¿por qué? De no ser así, ¿por qué no?
  • ¿Qué medidas están funcionando bien para aumentar la presión sobre las empresas para cambiar su relación con la naturaleza y las personas?

Si bien TNFD dice que desea comprometerse con los titulares de derechos y este sentimiento puede ser genuino, en términos concretos está comunicando claramente que no prioriza su experiencia. TNFD ha iniciado una consulta con los pueblos indígenas a través de la UICN. Sin embargo, en términos más generales, la faltas en información en un lenguaje sencillo, eventos abiertos, un miembro del personal dedicado a trabajar con los titulares de derechos o el probar sus recomendaciones con ejemplos del mundo real no ayudará a generar confianza en su proceso. Muchos grupos también se mostrarán naturalmente escépticos acerca de su capacidad para influir en el cambio, en un proceso que confiere tanto poder sobre la toma de decisiones a las empresas e instituciones financieras. [Tabla: Comparación del papel de las empresas frente al papel de los titulares de derechos, OSC + ONG].

No está claro cómo TNFD influiría en las decisiones en casos concretos, es decir, «¿todo esto funcionará?»

Una preocupación clave con respecto al proceso de TNFD es que no se pregunta y no se deja guiar por la pregunta básica de «¿funcionará?» La cantidad de empresas, bancos y patrocinadores gubernamentales que puede generar significa poco si es ineficaz. Un enfoque basado en la evidencia debe incluir probar el enfoque propuesto por TNFD frente a diversos casos actuales que involucran daños corporativos a la naturaleza, comenzando con los más graves y urgentes. Por ejemplo, debe probar si los daños relacionados con la naturaleza se recogerían en los informes de TNFD, que el marco no permitiría ni fomentaría la información errónea y que el tipo de información se alinea con la que probablemente obligará a los inversores y a otros a actuar. Esto también debería comunicar abiertamente si es probable o improbable que TNFD realmente empodere a aquellos que buscan una mayor responsabilidad de las corporaciones sobre los daños relacionados con la naturaleza. Varios grupos ya han trabajado con Red de Acción de la Selva Tropical para proporcionar de forma privada a TNFD una serie de estudios de casos. Este análisis ha llevado a las ONG que siguen a TNFD a priorizar en particular ciertos problemas en los que TNFD no ha actuado hasta ahora. Tampoco parece que TNFD haya pedido a ninguno de sus 16 Asociaciones de Conocimiento que realice un análisis sistemático de casos. (Véase también Estudio de caso).

TNFD también ha pasado por alto las solicitudes para explorar las posibles implicaciones positivas o negativas de su propuesta sobre la inequidad y la desigualdad. La Red del Tercer Mundo ha expresado su preocupación de que TNFD, al considerar el riesgo relacionado con la naturaleza como un riesgo financiero, puede aumentar los costos de pago de los países en crisis de deuda al afectar su calificación crediticia. Esto puede, perversamente, alentarlos a buscar financiamiento a corto plazo aprobando proyectos que dañan la naturaleza.

La falta de un proceso de múltiples partes interesadas creíble y equitativo tampoco está desafiando y probando más profundamente algunos supuestos básicos que impulsan la propuesta actual de TNFD. TNFD parece tener un enfoque casi singular en las discusiones de datos, pero a menudo se pasan por alto las preguntas más simples.

Si una empresa no está obligada a publicar sus impactos en la naturaleza o informar las quejas actuales en su contra:

· ¿Qué tan confiable será su información pública?

· ¿Exigirá TNFD que una empresa que opera en industrias de alto riesgo en áreas de alto riesgo conozca incluso su propia cadena de suministro?· Si TCFD ha fallado hasta ahora en eliminar significativamente los daños a los bosques, y TNFD se basa en TCFD, ¿corre el riesgo de repetir los mismos daños, especialmente dado que los bosques albergan el 80 % de la biodiversidad terrestre?

Ejemplo de Estudio de caso: ¿Cómo podrían ser los informes de JBS bajo TNFD?

JBS es la empacadora de carne más grande del mundo. En 2020, varias ONG, agencias de medios, inversionistas e incluso su propio auditor expresaron su preocupación por los reclamos ambientales de JBS o presentaron acusaciones de que estaba obteniendo ganado de decenas de miles de hectáreas de tierra deforestada en la Amazonía brasileña. Estas preocupaciones fueron expresadas por Greenpeace Brasil, la Oficina de Periodismo Investigativo, Chain Reaction Research, DNV-GL, Amnistía Internacional, Global Witness y Nordea. JBS ha disputado muchas, si no la mayoría, de estas afirmaciones. Las agencias calificadoras de crédito también señalaron que no creen que la deforestación presente un impacto financiero significativo en el negocio de JBS.

En el autoinforme más reciente de 2021 de JBS sobre productos ganaderos al cuestionario de bosques de CDP JBS al no menciona estos informes y recibió una calificación B favorable. Según la propuesta actual de TNFD, su informe de TNFD probablemente sería similar.

Por el contrario, si TNFD exigiera a JBS que publicara una lista de reclamos y que informara sobre los impactos relacionados con la naturaleza (no solo los riesgos financieros para el negocio), esta información probablemente se vería reflejada.

TNFD no tiene ningún mecanismo para responsabilizar a las empresas  —no hay consecuencias para las empresas que dañan la naturaleza y las personas

Como iniciativa de presentación de informes, el proceso que ha diseñado TNFD no incorpora rendición de cuentas, solo informes. Bajo TNFD, una empresa no enfrenta consecuencias por no informar ella misma con precisión o por cualquier daño a la naturaleza (o a las personas) que pueda causar, contribuir o estar directamente relacionado, incluso si es ilegal. Una empresa aún puede conservar los beneficios que obtiene al participar o financiar actividades que dañan la naturaleza o las personas. En su borrador actual, una empresa ni siquiera está obligada a informar dónde se han presentado quejas o denuncias sobre su debida diligencia o daños a la naturaleza y las personas. Esto significa que otras comunidades, empresas o bancos que hacen negocios con esa empresa no pueden identificar fácilmente dónde otros pueden estar criticando la confiabilidad de sus informes sobre sus riesgos o impactos en la naturaleza y los derechos humanos.

En julio de 2022, el grupo líder mundial de científicos sobre biodiversidad, IPBES, publicó un informe que recomendaba, entre otras medidas, que la justicia sea una parte fundamental para abordar los daños a la naturaleza.

TNFD falla en la lista de verificación de «soluciones falsas»

En noviembre de 2021, un grupo de ONG emitió un comunicado de prensa sobre cómo diferenciar entre el cambio real y las soluciones falsas cuando se trata de detener el financiamiento relacionado con la deforestación. Esto se constituyó en el esbozo de una lista de verificación de preguntas básicas. Si bien esta declaración no puede pretender hablar en nombre de todos los titulares de derechos y organizaciones de la sociedad civil, u otros temas relacionados con la naturaleza, ilustra la importancia de hacer preguntas básicas y clave de iniciativas como TNFD.

Lista de verificación para identificar el cambio real a partir de soluciones falsas
De: Declaración conjunta de ONG sobre iniciativas voluntarias relativas a la deforestación,
para y por instituciones financieras (noviembre de 2021) 
PreguntaEnfoque TNFD
¿Los pueblos indígenas u otras comunidades forestales, los verdaderos expertos en salvar bosques,
han estado en el centro del diseño de esta supuesta solución y creen que funcionará? 
No 
¿Se considera que el respeto de los derechos humanos de las comunidades forestales
y otros titulares de derechos es esencial para abordar la deforestación? 
No
¿Las comunidades saben quién está financiando actividades en su área
y son los financiadores transparentes sobre qué y a quién financian en los sectores de riesgo forestal? 
No
¿Se les impide a las instituciones financieras mantener ganancias vinculadas a la deforestación? No
¿Están obligadas las instituciones financieras a proporcionar reparación
a las comunidades y los bosques dañados, incluidos aquellos que les plantean preocupaciones hoy? 
No
¿Están obligadas las instituciones financieras a poner fin a su complicidad en la deforestación ahora?
(lo que significa que no hay lagunas que retrasen la acción hasta 2025, 2030 o 2050)  
No
¿Son las instituciones financieras responsables de sus acciones y enfrentan repercusiones por malas prácticas?No

 La falta de comunicación clara de TNFD hace que sea confuso y fácilmente malentendido

En última instancia, cualquier persona que se preocupe por la naturaleza o dependa de ella debería poder comprender e interactuar con TNFD. Las discusiones sobre la mejor manera de cambiar los billones de dólares en finanzas que están impulsando la crisis de la naturaleza no solo son de interés para los banqueros o las corporaciones globales, sino que es uno de los desafíos críticos de política pública de nuestro tiempo. Nadie tiene más interés en el éxito o el fracaso de TNFD que la primera línea de defensores de la tierra y del medio ambiente y las organizaciones locales que los apoyan. Sin embargo, TNFD es innecesariamente inaccesible para quienes están fuera del mundo de las finanzas. Como anécdota, las ONG se han encontrado con malentendidos fundamentales de TNFD por parte de académicos, funcionarios gubernamentales u organizaciones de la sociedad civil.

Las comunicaciones de TNFD son confusas en dos frentes. En primer lugar, no proporciona recursos en lenguaje sencillo que aseguren que sus análisis y propuestas puedan ser entendidos por cualquier persona. Iniciativas como el recurso Siga el dinero proporciona excelentes ejemplos de cómo los conceptos financieros se pueden explicar en términos simples.

En segundo lugar, los documentos técnicos de TNFD son innecesariamente confusos. Hasta ahora, TNFD no ha proporcionado ningún ejemplo concreto de cómo sería un informe de TNFD. Esta es una de las formas más sencillas de presentar y probar sus recomendaciones. Otro vacío está en la terminología. Términos clave como «materialidad» o «grupo corporativo» no están definidos en su glosario. Por ejemplo, TNFD enumera como el tercero de sus siete principios aquel que examina los «riesgos relacionados con la naturaleza» y destaca que «abrazará los riesgos relacionados con la naturaleza que incluyen riesgos financieros materiales inmediatos, así como las dependencias e impactos de la naturaleza y riesgos relacionados con organizaciones y sociedades». Al leer esto, algunas personas asumen que TNFD requerirá que una empresa informe sobre sus impactos en la naturaleza y los problemas de derechos humanos potencialmente relacionados. Solo que, al realizar un análisis profundo del análisis técnico de TNFD, se hace evidente que este no es el caso en los borradores actuales. 

Los documentos de TNFD también alternan con frecuencia entre discutir los requisitos de informes de TNFD y un proceso llamado LEAP. Los documentos de TNFD analizan detalladamente los diversos pasos y la evaluación que una empresa debe utilizar para identificar y evaluar sus dependencias e impactos en la naturaleza. Esto lleva a algunos a pensar que eso aparecerá en los informes de TNFD. Como se describe en el segundo marco TNFD, no lo hará. Un informe de TNFD cubre lo que una empresa cree que es un riesgo u oportunidad financieramente significativa para su negocio que puede surgir de su relación con la naturaleza. Entre bastidores, para preparar este informe, una empresa primero debe identificar en privado sus dependencias o impactos en la naturaleza, pero no está obligada a revelar esto en informes públicos. Si una empresa no está segura de cómo hacer esto, TNFD ha desarrollado una herramienta llamada LEAP para guiar su enfoque. Discutir LEAP y TNFD juntos, o incluso a veces referirse a LEAP como TNFD LEAP crea confusión.

Escala de tiempo y recursos

A continuación, se incluye un resumen de algunos documentos y eventos clave, comenzando por los más recientes. Además de los documentos clave de TNFD, también incluye documentos relevantes para los problemas presentados por las ONG y las redes, particularmente en la Carta abierta a TNFD de mayo de 2022.

Agosto 2022: Trece organizaciones de la sociedad civil emiten un comunicado de prensa conjunto en el que afirman que TNFD, respaldado por la ONU, corre el riesgo de ser la «nueva frontera para el lavado verde corporativo de la naturaleza»[x]. En él se describen preocupaciones profundas con el borrador de junio de 2022 de TNFD (Beta v0.2), que no incorpora las recomendaciones planteadas por 28 ONG y redes en mayo de 2022.   

Julio 2022: El copresidente de TNFD afirma que, en el futuro, TNFD debería ser obligatorio

Nota: Las negociaciones internacionales para un nuevo acuerdo histórico sobre biodiversidad, el marco de diversidad global, ya han acordado un lenguaje bajo el Objetivo 15 que describe que las instituciones comerciales y financieras deben «monitorear, evaluar y divulgar de manera completa y transparente sus impactos en la biodiversidad». Las propuestas de TNFD hasta la fecha no requieren informes de impacto. 

Julio 2022: Un nuevo informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), el principal organismo mundial de investigación sobre biodiversidad, destaca el papel de la justicia en los resultados para la naturaleza y las personas. También destaca la importancia de la diversidad y la rendición de cuentas en la toma de decisiones. 

Junio 2022: El gobierno del Reino Unido publica el Informe financiero de su Grupo de Trabajo de la Iniciativa de Recursos Globales. El grupo de trabajo de múltiples partes interesadas se estableció por primera vez en julio de 2019. El grupo de trabajo y los grupos de trabajo de apoyo involucraron a personas de finanzas, corporaciones y ONG, incluidos los grupos que establecieron TNFD. El informe recomienda encarecidamente que el gobierno del Reino Unido apruebe una legislación para detener la financiación del Reino Unido vinculada a la deforestación. Describe por qué las iniciativas voluntarias y los enfoques de informes únicamente son insuficientes para detener el financiamiento detrás de la deforestación.

Junio 2022: TNFD publica el segundo borrador de su marco (Beta v0.2). También publica un Documento de discusión de datos de TNFD y una Guía de prueba de TNFD para empresas que están probando su marco.

Junio 2022: Comienza la prueba piloto del marco TNFD con empresas. TNFD tiene cinco programas piloto separados, cada uno de los cuales involucra a varias empresas que prueban y brindan comentarios sobre su propuesta.

Junio 2022: La Red de Acción de la Selva Tropical publica un artículo de opinión en Euroactiv donde plantea preocupaciones con TNFD.

Mayo 2022. La Red para Enverdecer el Sistema Financiero (NGFS) de bancos centrales y supervisores anuncia su plan de trabajo 2022-2024. Esto incluirá priorizar un grupo de trabajo sobre riesgos relacionados con la naturaleza presidido por personal de Banque de France y De Nederlandsche Bank.

Francia, los Países Bajos y Malasia también han realizado análisis de la exposición de las economías nacionales a la naturaleza o de sus efectos sobre ella. 

Mayo 2022. La Red de Acción de la Selva Tropical escribe una presentación al Grupo de Trabajo sobre empresas y derechos humanos de las Naciones Unidas que analiza la influencia corporativa en el ámbito político y normativo. En el documento se presentó a TNFD como un estudio de caso de problemas sistémicos relacionados con la influencia indebida del sector privado en las iniciativas del sector financiero respaldadas por los gobiernos y/o en las discusiones políticas y regulatorias.

Mayo 2022. La Carta abierta conjunta de las ONG a TNFD firmada por 28 ONG y organizaciones plantea inquietudes y recomendaciones clave sobre el borrador de marzo de 2022. Esto incluía preocupaciones sobre la exclusión de los titulares de derechos y las OSC del Sur Global del proceso de consulta de TNFD, la exclusión de los derechos humanos, la necesidad de que TNFD exija explícitamente a las empresas que informen sobre los riesgos e impactos adversos reales y potenciales para la naturaleza y las personas, y preocupaciones de que está estableciendo un estándar inferior que las iniciativas corporativas existentes en industrias de alto riesgo. La Red de Acción de la Selva Tropical proporciona una presentación técnica de 98 páginas.

Mayo 2022. TNFD anuncia una asociación con la UICN para involucrar a los pueblos indígenas y las comunidades locales.

A principios de agosto de 2022, no hay detalles sustantivos sobre este proceso y parece que se acaba de contratar a un consultor. A diferencia de los numerosos programas formales para involucrar a las empresas, éste parece ser el único proceso formal dirigido a los titulares de derechos y la participación de la sociedad civil.

Mayo 2022. El Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Desigualdad (TIFD) lanza materiales informativos dirigidos tanto a expertos como a laicos. Sus preguntas frecuentes explican sus objetivos y relevancia para diferentes partes interesadas, incluidas las OSC, su feed de Twitter ayuda a explicar conceptos clave y busca ayuda para crear un proceso de codiseño genuino. Por el contrario, los materiales de TNFD son casi imposibles de entender para los expertos no financieros.

Abril 2022: La necesidad de que TNFD se centre más en los resultados para la naturaleza, no solo en las «dependencias» comerciales, también es planteada por Cardano y su filial inversora Actiam

Marzo 2022: El Documento informativo de la Red del Tercer Mundo sobre las conversaciones del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) también hace referencia a las preocupaciones (pág. 4) de que TNFD podría encarecer el financiamiento para ciertos países (mejor elaborado más adelante).

Marzo 2022: Se presentan una Red para Enverdecer el Sistema Financiero y la publicación del Informe final del grupo de estudio INSPIRE. Esto hace referencia a lo que se llama «endogeneidad del riesgo»: las empresas que contribuyen a los daños ambientales pueden no ser las más afectadas por esos daños. Por lo tanto, es importante garantizar el análisis y la investigación de los riesgos relacionados con la naturaleza y la biodiversidad y el sistema financiero considera los impactos y no solo la materialidad financiera.

Marzo 2022: TNFD lanza el primer borrador de su marco, Beta v0.1. Se perfeccionará aún más a través de tres borradores ulteriores antes de su versión final en septiembre de 2023.

Noviembre 2021: Una Declaración conjunta de las ONG sobre iniciativas voluntarias sobre deforestación para o por parte de instituciones financieras describe 7 preguntas básicas para ayudar a distinguir las soluciones falsas del cambio real. (versión en bahasa indonesio y portugués).

Hasta la fecha de julio de 2022, TNFD parece no cumplir con ninguna de estas medidas.

Octubre 2021: La Declaración de Kunming incluye compromisos de «respetar, proteger y promover las obligaciones de derechos humanos al tomar medidas para proteger la biodiversidad». Esto forma parte de las conversaciones en curso sobre un marco de biodiversidad global posterior a 2020.

Nota: Las expectativas sobre los derechos humanos en las empresas y/o los esfuerzos ambientales también se mencionan en otros compromisos internacionales como el Declaración de los Líderes de Glasgow sobre los Bosques y el Uso de la Tierra, la Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales y Principios Rectores de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos.

Octubre 2021: La Iniciativa de Reporte Global publica su versión revisada del Estándar universal que entrará en vigor el 1 de enero de 2023. El GRI comenzó en 2000 y ahora se constituye en un conjunto voluntario de estándares a partir de los cuales la mayoría de las empresas más grandes del mundo ya informan. El GRI requiere que todos los informes de negocios bajo GRI (incluso sobre biodiversidad) incluyan informes sobre derechos humanos.

Junio 2021: El Grupo de Trabajo Informal del TNFD publica su informe Nature in Scope que incluye un resumen del alcance propuesto, la gobernanza, el plan de trabajo, la comunicación y el plan de recursos de TNFD. En particular, su lista de beneficiarios del trabajo de TNFD no incluye a aquellos que más dependen de la naturaleza o enfrentan el mayor riesgo de defenderla.

2021 de mayo. El Fondo para el Medio Ambiente Mundial aprueba un fondo de  USD 1,7 millones a financiar en 42 meses para que WWF-US establezca TNFD. En particular, el Plan de Participación de las Partes Interesadas tiene poca inclusión de ONG y OSC. En su evaluación y mitigación de riesgos omite la mención de riesgos importantes. Esto incluye el riesgo de redactar TNFD antes de un acuerdo sobre un nuevo marco internacional de biodiversidad global histórico (es decir, vinculado al Convenio sobre la Diversidad Biológica, que pretende ser el equivalente en biodiversidad al Acuerdo de París sobre el clima); que TNFD puede socavar las normas y expectativas corporativas existentes; o riesgos de cooptación de un proceso de toma de decisiones controlado por el negocio. Los documentos también establecen que las inquietudes con respecto a TNFD se pueden hacer a través de un mecanismo de quejas de WWF, pero TNFD no ha hecho ninguna mención privada o pública a este mecanismo. El Plan de Acción de Género cubre la dotación de personal y los nombramientos, pero no tiene un plan para involucrar a las mujeres defensoras de la tierra u organizaciones que trabajan en temas de género y naturaleza.

El cofinanciamiento mencionado en los documentos del proyecto incluye una donación de USD 400.000 del PNUD, así como USD 100.000 en especie. A principios de 2020, el Instituto Forestal Europeo había concedido también EUR 250.000 en concepto de licitación de 24 meses para que Global Canopy trabajase en el TNFD. Otros financiadores también han contribuido a TNFD. Esta es su lista aquí. No está claro si esta financiación está supeditada a algún requisito de inclusión justa y equitativa de las diversas partes interesadas.

Febrero 2021: Se publica la Revista Dasgupta sobre la Economía de la Biodiversidad. En ella se identifica el papel clave que juega el sistema financiero en la conducción de la crisis de la biodiversidad. 

Enero 2021: Un blog de Global Witness, Por qué los informes de riesgos climáticos no impedirán que el sector financiero financie la deforestación, describe las razones clave por las que los informes de riesgos climáticos (particularmente bajo TCFD, finalizado en 2017) han fallado en evitar la deforestación. Señala que el enfoque TNFD propuesto está repitiendo estos errores.

Diciembre 2020: BankTrack emite un informe que examina las lecciones clave aprendidas de por qué el Pacto de Materias Primas Blandas de la Iniciativa Bancaria para el Medio Ambiente (BEI, en sus siglas en inglés) no logró alcanzar la «deforestación neta cero» durante su vida útil de seis años. Esta fue una de las primeras iniciativas conjuntas de finanzas y naturaleza y varios de los grupos no empresariales involucrados en la creación del Pacto ahora están involucrados en TNFD.

Julio 2020: Se anuncian esfuerzos para reunir un Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza. El grupo de trabajo informal que establecerá TNFD no incluye titulares de derechos u organizaciones de la sociedad civil del Sur Global más allá de una banda estrecha de expertos en datos ambientales de ONG y agencias de la ONU. También involucra a personal senior de varias empresas que enfrentan serias preocupaciones relacionadas con sus propios resultados ambientales y de derechos humanos. No desarrolla un protocolo de debido proceso (a diferencia de EFRAG o GSSB) o proceso de codiseño (ver TIFD).[viii]

Enero 2020: Comienza el primer confinamiento mundial por Covid-19 en Wuhan, China. La pandemia global contribuye a dar la voz de alarma sobre los vínculos entre la destrucción de la naturaleza y la propagación de enfermedades zoonóticas. Algunos científicos estiman que los costos económicos de la inacción son 100 veces mayores que los costos de prevención. 

A partir de enero de 2022, el Fondo Monetario Internacional estima que el Covid-19 le costará a la economía mundial USD 13,8 billones para 2024. 

¿Cuáles son los procesos de gobernanza, toma de decisiones y retroalimentación de TNFD?

TNFD enumera información sobre sus estructuras aquí y consulta aquí. Sin embargo, puede ser difícil entender la jerarquía de las varias partes, que son las más importantes o activas, y dónde se toman las decisiones centrales.

La siguiente tabla brinda nuestra descripción general y análisis de las estructuras de gobierno y toma de decisiones de TNFD. TNFD ha invertido mucho en obtener apoyo comercial y gubernamental y en contratar expertos en datos para medir los resultados ambientales. Si bien TNFD no excluye por completo a los titulares de derechos ni a las ONG, la siguiente tabla detalla en términos prácticos el desequilibrio sustancial entre cómo TNFD incluye las opiniones de las empresas y las de los titulares de derechos/sociedad civil en sus estructuras centrales y su trabajo más amplio. Este profundo sesgo a favor de las voces empresariales explica por qué TNFD está llegando a conclusiones tan diferentes sobre lo que se necesita para abordar los daños a la naturaleza, en comparación con otras iniciativas en industrias de alto riesgo que han involucrado procesos de múltiples partes interesadas (ver aquí y aquí para ejemplos).

Las estructuras de toma de decisiones de TNFD también están por debajo de las adoptadas por algunas iniciativas similares del sector financiero (como EFRAG, GSSB y TIFD[ix]). Desde sus inicios, TNFD se inspiró en TCFD, que se creó hace más de media década.

Estructuras de gobernanza y toma de decisiones de TNFD

Comparación del papel de las empresas frente al papel de los titulares de derechos, las OSC y las ONG

TNFD Beta v0.2Agosto 2022


 NegocioTitulares de derechos, OSC y ONG
Estructuras centrales
Membresía del grupo de trabajoSí.
Todos sus 34 miembros son veteranos
de instituciones financieras,
de empresas o proveedores
de servicios de mercado.  
No.
Terminado en 2017, TCFD sobre el clima
tenía una estructura similar a TNFD.
Sin embargo, varios otros modelos de informes
han evitado este enfoque de solo negocios.
Esto se describe en la guía de debido proceso
de EFRAG y GSSB, o proceso de codiseño de TIFD.
Dos copresidentesSí.
Un copresidente dirigió formalmente
el grupo Refinitiv.
Sí.
Un copresidente tiene amplia experiencia
trabajando en temas relacionados con la ciencia
con la ONU y actualmente preside
las negociaciones del CDB.
SecretaríaLa Secretaría proviene en gran parte
del sector privado,el gobierno
o iniciativas similares que trabajan
en el sector privado, es decir,
programas de la ONU o de ONG
que trabajan principalmente con empresas.
La mayoría del personal tiene
su sede en Europa, aunque
hablan diversos idiomas. 
Algunos miembros del personal
han trabajado para ONG
expertas en datos, como Global Canopy,
o iniciativas corporativas que involucran a ONG,
como WWF. Algunas biografías del personal
enumeran su participación en organizaciones
que trabajan con pueblos y comunidades indígenas.
Sin embargo, no existe una función específica
dentro de la Secretaría para garantizar la participación
de los titulares de derechos y las OSC.
Grupos de trabajo nacionalesSí.
Han establecido seis grupos de trabajo
nacionales y todos están dirigidos por finanzas.
En principio, otros grupos pueden optar por participar.
No.
No existen grupos de trabajo paralelos
de titulares de derechos o dirigidos
por OSC a nivel nacional o de bioma.
Consejo de administraciónSí.
UNEP-FI es una asociación entre
el PNUMA y los actores del sector financiero
y forma parte del consejo de administración.
Sí.
El consejo de administración
está formado por los socios fundadores
y los principales financiadores de TNFD
y se reúne 3 veces al año. Incluye a las ONG
Global Canopy y WWF, así como a patrocinadores
gubernamentales, filantrópicos y de la ONU.
Actividades
AlcanceSí.
TNFD ha abarcado un flujo limitado
de requisitos de informes como
TCFD, GRI, SASB, etc., incluidos aquellos
en forma de borrador. TNFD también ha
compilado una selección de conjuntos
de datos en su mayoría ambientales.
No ha abarcado iniciativas corporativas
de larga data e iniciativas de múltiples
partes interesadas para industrias de alto riesgo
(descritas en el Carta abierta de las ONG).
Lo que genera preocupaciones de que
está repitiendo errores ya aprendidos en otros lugares.
No.
TNFD no ha analizado las declaraciones
y recomendaciones existentes presentadas
públicamente por los titulares de derechos,
las organizaciones locales y otros grupos
de la sociedad civil que trabajan en la
primera línea de la defensa de la naturaleza.
Programas pilotoSí.
Hay cinco programas piloto separados,
cada uno de los cuales trabajará con varias
empresas para «probar» el marco propuesto
por TNFD y brindar comentarios para influi
en los próximos borradores.
Algunas ONG y agencias de la ONU están
ofreciendo un papel de apoyo en este trabajo,
por ejemplo, Global Canopy y UNEP-FI.
Empezaron en junio de 2022.
No.
La Carta abierta de las ONG solicitó
que TNFD pruebe su marco en casos
del mundo real, o casos basados en dinámicas
del mundo real que involucren daños
a la naturaleza y los derechos humanos
liderados por las empresas.
Si bien el informe de datos de TNFD
de junio de 2022 incluye un estudio de caso
detallado, no existe un programa estructurado
para probar TNFD utilizando la experiencia
de las OSC en los casos. 
CompromisoSí.
El Foro TNFD es un «centro de consulta».
Sin embargo, para unirse al Foro se requiere
que los grupos firmen una declaración
en la que respalden la misión de TNFD
y acepten ser incluidos públicamente
en el sitio web de TNFD. Es probable
que los grupos que aún no entienden
TNFD, o que lo critican pero quieren participar
en las consultas para realizar mejoras,
vean estos requisitos como una barrera.
Esto ayuda a explicar por qué el Foro
está dominado por miembros empresariales y
gubernamentales. Tampoco está claro
qué tan activo es el Foro, los informes esporádicos
sugieren que no es muy activo.
Sí.
TNFD ha anunciado una asociación
con la UICN para involucrar a los pueblos
indígenas y las comunidades locales.
Sin embargo, hasta principios
de agosto de 2022 no hay informaciones
públicas de qué se trata o a quién involucra.
Parece que un consultor debía comenzar
a diseñar el proceso apenas en agosto de 2022.
 Al igual que otras partes interesadas,
las OSC que eligen iniciar la sesión
para tener acceso a los documentos de TNFD
y las preguntas de comentarios en línea
deben estar informadas sobre los próximos
eventos o información relevante. Desde marzo
de 2022 hasta ahora (principios de agosto de 2022)
no se ha proporcionado ninguna información.
Asociaciones de conocimientoSí.
Además de los documentos
publicados por Asociaciones de Conocimiento
en TNFD, los propios documentos
de TNFD con frecuencia hacen referencia cruzada
al trabajo de los grupos en sus Asociaciones
de Conocimiento y estructuras más amplias.
Esto incluye el trabajo de SASB, SBTN, GRI. 
Sí.
Las Asociaciones de Conocimiento incluyen
académicos u ONG, y personal de su organización
que ha trabajado con OSC. Sin embargo,
en términos más generales, TNFD no parece publicar
ninguna agenda de investigación,
términos de referencia o requisitos de consulta
para las Asociaciones de Conocimiento.
No está claro si algún resultado
de las Asociaciones de Conocimiento ha sido
informado mediante consultas con OSC
y titulares de derechos (más allá del enfoque
limitado de las ONG expertas en datos
que están estrechamente involucradas con TNFD).
Procesos
Acceso a la informaciónSí.
El feed de Twitter, los seminarios web,
las charlas de eventos y los documentos
de proyectos de TNFD están dirigidos
al sector privado o a quienes trabajan
en estrecha colaboración con ellos.
La prensa y los medios del sector financiero
están en el punto de mira.
No.
A principios de agosto de 2022, no está
claro si TNFD ha realizado seminarios web públicos
dirigidos a titulares de derechos u OSC.
No existen recursos de lenguaje sencillo
para garantizar que el público, los legos,
los defensores ambientales, los funcionarios
gubernamentales u otros que no son expertos en finanzas
puedan entender lo que se propone. TNFD se ha reunido en
privado a pedido de algunas ONG.
Retroalimentación?
TNFD ha enfatizado la importancia
de recibir comentarios de diversas regiones
geográficas. Sin embargo, no enumera
quién ha proporcionado comentarios
o qué partes interesadas están sobrerrepresentadas
o subrepresentadas. TNFD no tiene ninguna divulgación
pública de las reuniones del grupo de trabajo,
consultas formales, etc. 
?
TNFD ha compilado un resumen de los comentarios
sobre el borrador de su primera versión y cómo respondió.
Sin embargo, no ha presentado un desglose de
los comentarios de los sectores, lo que
dificulta saber cuántas OSC o grupos de titulares
de derechos están subrepresentados. El resumen
reconoce puntos de alto nivel elaborados en la
Carta abierta de las ONG.
Líneas de tiempoLas decisiones centrales y las prioridades
para los negocios se han puesto al frente
del proceso de TNFD. Esto queda claro
en la creación de estructuras centrales
como el Grupo de Trabajo TNFD exclusivo
para empresas y los programas piloto.
En el mejor de los casos, TNFD no ha tenido
en cuenta que los procesos de titulares
de derechos y OSC suelen llevar más
tiempo, por lo que los procesos y
comentarios centrados en el negocio
han desplazado otros esfuerzos.
O alternativamente, ha priorizado
los programas piloto, la creación
de centros de consulta,
la creación de relaciones, etc.,
ya que considera que generar legitimidad con
las empresas es más importante que trabajar
con las OSC para recibir información sobre si
creen que lo que se propone realmente
funcionará en el mundo real.
Las decisiones fundamentales que afectan a los titulares
de derechos, los grupos de la sociedad civil y las ONG
se retrasan o se dejan de lado hasta más adelante en
el proceso. Cuando TNFD fue fundado no reconoció
como beneficiarios clave a aquellos que se encuentran
en la primera línea para tratar de salvar la naturaleza.
De igual forma, TNFD no manifiesta que se oponga
a la inclusión de los derechos humanos. Pero está:
1) Centrado en iniciativas impulsadas por finanzas
que no incluyen derechos humanos y/o procesos
que tienen pocos o ningún titular de derechos u
OSC involucrada en su proceso; y 2) Retrasan el
tener incluso un dialogo sobre «aspectos sociales»
de TNFD hasta más adelante en el proceso.
De esta manera, TNFD está adoptando una postura
clara, aunque no intencionada, de construir estructuras
que excluyen los derechos humanos.
Proveedores de datosSí.
TNFD trabaja con empresas del sector
privado que trabajan en temas relacionados
con datos.
Sí.
Las ONG que están estrechamente
involucradas en TNFD son expertos
en datos ambientales. Esto incluye
Global Canopy, WWF y CDP. Sin
embargo, no tienen experiencia en
derechos humanos. Las agencias de
la ONU que están involucradas no
parecen estar requiriendo ninguna
disposición sobre derechos humanos.
Partes interesadasGran parte del lenguaje de TNFD
se centra en gran medida en atraer la
participación, la retroalimentación y
el respaldo de las empresas. Habla
con énfasis en buscar la participación
de los «participantes del mercado».
TNFD no reconoce que son los defensores
ambientales, las comunidades en riesgo,
los pueblos indígenas y las comunidades
rurales los que más tienen que ganar o
perder con el enfoque de TNFD. Un
documento de financiación incluye un
Plan de Participación de las Partes Interesadas
con poca inclusión de OSC, ONG o titulares
de derechos y un Plan de Género que no
tiene requisitos para incluir
organizaciones de mujeres o defensoras
ambientales, o un análisis de género de
la propuesta de TNFD.

Próximas fechas clave

23 septiembre 2022 Retroalimentación para TNFD borrador 2 (v0.2) 

Noviembre de 2022 3er borrador TNFD v0.3 (de 4) por publicar

5-17 de diciembre de 2022 Conversaciones del Convenio sobre la Diversidad Biológica en Montreal, Canadá, crítico para acordar un nuevo marco internacional de diversidad global

24 de enero de 2022 Entrega de comentarios sobre el borrador TNFD 3 v0.3 

Febrero de 2022 Publicación del cuarto borrador TNFD v0.4 

Junio de 2022 Entrega de comentarios sobre el borrador TNFD 4 v0.4

Septiembre de 2023 Se publicará el Marco final TNFD


[i] Carta abierta conjunta de las ONG a TNFD de mayo: en bahasa indonesio, portugués, francés, japonés, español

[ii] ONG lista de verificación de preguntas para distinguir entre el cambio real y las soluciones falsas: en bahasa indonesio,  portugués

[iii]  informe Nature in Scope:  en mandarín, francés, japonés, portugués, español

[iv] Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) «El peligroso declive de la naturaleza ‘sin precedentes’ tasas de extinción de especies ‘acelerándose»: en francés

[v] Se puede acceder a la segunda versión v0.2 Beta Framework de TNFD a través de un portal en línea, que incluye opciones de traducción.

[vi] Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de la ONU: las traducciones en árabe, chino, francés, ruso, español, alemán, japonés, polaco, serbio y suajili pueden ser bajadas aquí

Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales: en francés

[vii]  informe Nature in Scope:  en mandarín, francés, japonés, portugués, español

[viii] TIFD informe: en español

[ix] TIFD informe: en español

[x] Comunicado de prensa de ONG de agosto: en bahasa indonesio, portugués, francés, japonés, español